Blog

27/06/2017

SAM ya no es solo una cuestión entre grandes empresas y fabricantes

En el año 2016 aumentaron en España un 38 % el número de acciones legales contra empresas por tenencia y uso de software ilegal.

Casi 500 denuncias de las cuales más de 300 se convirtieron en acciones judiciales, contra otras tantas empresas, con un resultado, en aquellas en las que tuvieron que intervenir los juzgados y las fuerzas de seguridad del estado de más de 294.000 euros de media de software ilegal encontrado en cada uno de los registros y las consecuentes multas, etc

Pero ¿quién realiza las denuncias?

BSA nos facilita el siguiente “ranking”:

  • 45 % exempleados
  • 38 % empresas competidoras
  • 17 % empleados actuales de las compañías

Si nos fijamos en los datos estos son muy reveladores, ya que, aparentemente, ninguna de las denuncias fue realizada por empresas de software y esto pone a las compañías ante una situación bastante distinta hasta lo ahora planteado:

Uno de los aspectos más novedosos es que ya no es solo una cuestión de auditorías de editores o sobre costes fruto de un mal control de nuestros activos, es que una denuncia de este tipo puede poner en grave riesgo la viabilidad de los negocios.

Pero, ¿Por qué?

Pues porque la gran mayoría de las denuncias y acciones legales se tomaron contra pymes y porque, además, en este caso las consecuencias no solo van ligadas estrictamente al plano económico, ya que, al aterrizarlo sobre un plano legal el resultado, para una organización sin tantos recursos como las grandes compañías, puede ser dramático:

  • Multas de cientos de miles de euros
  • Suspensión de la actividad
  • Precinto de las instalaciones
  • Inhabilitación para obtener subvenciones o ayudas públicas
  • Inhabilitación para acceder a contratos con el sector público
  • Riesgos reputacionales
  • Otros

 Además, basta con que “cualquier” persona física o jurídica rellene un formulario online, por ejemplo, a través del portal de la BSA, para que comiencen las investigaciones, etc.

Llegados a este punto el sentido común nos dicta que , es mucho más sencillo realizar un registro en una pyme que en una gran corporación, por ser necesarios menos recursos , tanto en personas como en tiempos. Por lo que este tipo de empresas serán las más expuestas a enfrentarse

Por ello, ahora más que nunca es fundamental establecer SAM como disciplina, adoptando medidas rigurosas de control y gestión del software en las organizaciones, con el fin de ahorrar, tanto dinero como disgustos.

Desde Tecnofor podemos ayudar a las compañías a afrontar sus iniciativas SAM con un completo portfolio formativo y de servicios tanto en la capa metodológica como tecnológica.

Proveemos la gama más completa y estructurada de gestión de licencias y servicios de consultoría SAM en el marco de una asociación estratégica a largo plazo, con el fin de optimizar el ROI mediante una reducción realista del TCO y evitando, además, los riesgos legales de un mal uso del software.

Nuestro equipo de consultores altamente acreditados y actualizados , junto con nuestras herramientas y sistemas únicos, puede ofrecer la gama más completa de soluciones de consultoría de gestión de licencias de SAM.

Además, contamos con el soporte de las entidades certificadoras, herramientas SAM y editores de software más importantes del mercado.

Ignacio Anaya

Nacho Anaya
Solutions & IT Advisory BU Director at Tecnofor

Artículos , , , , , , ,