Blog

13/09/2018

Tecnofor evoluciona, y la forma de incorporar nuevos compañeros también

En Tecnofor no nos hemos preocupado nunca de seguir los convencionalismos del management y en lo que respecta a la selección de nuevos compañeros tampoco es diferente. Una de nuestras particularidades es que no tenemos departamento de RRHH. Las tareas típicas de las que suele encargarse un departamento de RRHH las dividimos en dos bloques: Gestión del componente humano y gestión administrativa. Para este segundo bloque tenemos a nuestros compañeros de Administración, que son especialistas de este tipo de gestiones y que ya están acostumbrados a tratar con nuestra gestoría. Pero para la gestión del componente humano no vemos práctico que se encargue nadie diferente a las personas más cercanas a cada compañero. No acabábamos de encontrar sentido a que la selección de personal, el sistema de evaluación del desempeño, o el plan de desarrollo profesional lo realice alguien diferente a las personas con las que va a trabajar directamente.  Obviamente sabemos, y muchos colegas se encargan de recordárnoslo, que un departamento de RRHH que centralice todas esas tareas es más eficiente y permite liberar tiempo de las personas que lo hacen hoy, y que además no son especialistas ni tienen una formación específica para ellos. Pero en nuestra opinión, si somos una empresa dedicada a la formación y la consultoría somos un negocio de gente. Gestionar personas no es un coste a eficientar, sino la clave de nuestra propuesta de valor.

En el último año nuestro equipo de Tools, dedicado a la implantación e integración de la suite de Atlassian, ha crecido mucho. De hecho hemos pasado de 2 a 9 compañeros batiéndose el cobre con JIRA, Confluence, BitBucket, y aquello para lo que nadie puede prepararse: La integración de la plataforma con la inmensidad de sistemas diferentes que tiene un cliente grande y quiere que su nueva plataforma interactúe. Pero para la incorporación del último de ellos hemos innovado un poco, y eso es lo que queremos compartir hoy.

 

En Tecnofor no acostumbramos a poner ofertas en los portales de empleo. No es que tengamos nada contra ello, de hecho hace unos meses hemos tenido una en Infojobs para un nuevo puesto en el área de Marketing. Pero dado que la tarea de incorporar compañeros está distribuida en diferentes personas, es quien necesita incorporar a alguien a su equipo quien decide cómo hacerlo y qué herramientas necesita. El motivo principal de no hacerlo es que tras publicar una oferta en un portal sueles recibir fácilmente un par de cientos de CV, lo que de una u otra forma hace salir nuestra alma de automatizadores y buscar formas de filtrar. Ninguna nos gusta, la verdad.

 

Dado que no incorporamos compañeros de forma masiva, y siempre responde a la necesidad de cubrir una capacidad o habilidad concreta en la que sentimos que estamos flojeando, la forma habitual es recurrir a contactos y conocidos del sector. Por ejemplo, cuando vas al Atlassian Summit, a un Meetup, a la CAS, o trabajas con otra gente en un proyecto en un cliente, hay veces que conoces a alguien y piensas “Vaya, no me importaría trabajar con él/ella”. Así que siempre tienes gente “taggeada” como potenciales candidatos a incorporarse. Y si en ese momento no tienes a nadie concreto en mente siempre puedes hacer una búsqueda en tus contactos de LinkedIn para refrescar la memoria. Cuando publicas una oferta en un portal se inscriben aquellos que están buscando activamente y tienen interés en trabajar contigo. Cuando tu contactas con alguien y le dices “Estamos buscando un compañero y creo que me gustaría trabajar contigo ¿En qué andas ahora?” , la dinámica cambia por completo.

 

Soy fiel seguidor de la Bonilista y de las ideas que David Bonilla va pergeñando, así que cuando anunció el lanzamiento de Manfred y sus ideas sobre orientarse a “los profesionales que no están buscando activamente un cambio de empleo” me resultó atractivamente familiar. Estábamos buscando un perfil muy concreto para el equipo de Atlassian, y la verdad es que andábamos un poco atascados. La demanda de talento en Atlassian es actualmente muy fuerte y las empresas del ecosistema hacemos todo lo posible para que nuestros compañeros se sientan cómodos y valorados, por lo que es complicado atraer perfiles concretos. Había que buscar fuera. Pero la idea de poner una oferta en un portal no nos seducía nada, y más ahora que estamos ganando visibilidad como “Sitio majo pa’ currar”. Muchos CVs y mucho filtrado por delante. Pero hablando con David se me ocurrió que una oferta de empleo patrocinando la Bonilista nos aportaría un numero de CV más reducido (al final fueron 6) y de partida sabríamos que tenemos inquietudes comunes: Nos gusta la Bonilista (https://mailchi.mp/bonillaware/sin-periodicos)

 

Lo demás ya es historia: Tras tres entrevistas conocimos a Iván y ni siquiera continuamos con el proceso de selección. No nos pareció bien abusar del tiempo del resto de candidatos, y así se lo comunicamos a todos, cuando tanto Iván como nosotros sabíamos que queríamos trabajar juntos.

Como yo estaba muy orgulloso de lo bien que nos había salido esta innovación y haber descubierto una forma efectiva de encontrar nuevos compañeros, recuerdo que le pregunté a Iván, para reafirmarme en mis decisiones como gestor: “Viste nuestra oferta en la Bonilista, ¿verdad?”… Y me contestó: “Pues no. La vi en Manfred, estaba de vacaciones y la Bonilista la leí mucho más tarde”. Es verdad, Bonilla también me había liado en Manfred 😊.

 

Pablo Grueso, CEO de Tecnofor

 

Noticias , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,