Blog

27/04/2017

Beneficios de la Gestión de Riesgos para las Organizaciones

En los últimos tiempos,  las organizaciones han adoptado e implementado buenas prácticas para la gestión de proyectos internacionalmente reconocidas. Dichas buenas prácticas han generado un impacto altamente positivo dentro de las organizaciones al conseguir profesionalizar la gestión de proyectos. Sin embargo, el riesgo y la incertidumbre son elementos que siempre estarán presentes en cada uno de los proyectos que la organización ponga en marcha, resultando necesario implementar buenas prácticas específicas para la Gestión de Riesgos.

Por ello, como un paso más en la obtención de madurez de gestión de una organización, al igual que han adoptado y desarrollado procesos, procedimientos y políticas relacionadas con la gestión de proyectos, es necesario desarrollar buenas prácticas relacionadas con la gestión de riesgos, lo que se denomina ERM o Enterprise Risk Management.

Articulo Riesgo Isaac Olalla_Imagen

Además de los (muchos) beneficios específicos que la gestión de riesgos puede generar en un proyecto concreto, el objeto del presente artículo es identificar los beneficios organizacionales de la gestión de riesgos como, por ejemplo, los siguientes:

  • Cumplimiento con el gobierno corporativo:

    La importancia que tiene el Compliance actualmente para las organizaciones es clara desde que pueden ser responsables penales. Cada vez más, esta disciplina es más prioritaria y si hay algún elemento al que se encuentre relacionada es a los riesgos que pueden afectar a las organizaciones en todas sus dimensiones, entre otras: seguridad de la información; seguridad y salud; operacional; reputacional; continuidad de negocio; financieros; medioambientales o contractual.

  • Mejor reputación como resultado de menos proyectos fallidos:

    La información hoy fluye a velocidades inimaginables en el pasado. La calidad de un producto, resultado o servicio generado por una organización es conocido y reconocido, tanto positiva como negativamente, en entornos globales. Si la organización gestiona los riesgos de forma proactiva, anticipa problemas y ejerce un mayor control sobre los proyectos, las probabilidades de éxito aumentan considerablemente, con los beneficios que ello puede reportar a la organización.

  • Mayor potencial de negocios futuros con clientes actuales:

    Con menos proyectos fallidos los clientes estarán más satisfechos por los resultados y, potencialmente, puede ser el origen de nuevos proyectos con los mismos clientes. No es únicamente una cuestión de gestión de riesgos si no, que en esta ocasión, es necesario combinarlo con una correcta gestión de interesados.

  • Mejor relación con los clientes debido a la mejora de rendimiento de los proyectos:

    Relacionado con el anterior apartado, por ello la gestión de riesgos está estrechamente relacionado tanto con la gestión de interesados como comunicaciones. La gestión de riesgos reduce la incertidumbre de un proyecto; proyectos con menor incertidumbre generan un impacto positivo en los proyectos; los clientes aumentan su satisfacción; su relación con la organización mejora. Es una reacción en cadena. Uno de los principales objetivos de toda organización sería reducir la incertidumbre lo antes posible de la forma más proactiva posible.

  • Reducción de costes:

    La gestión de riesgos se configura como un asegurador del proyecto, ejerciendo mayor control sobre el alcance, tiempo y coste. Anticipar problemas hoy tiene un coste y se necesita aplicar esfuerzo, eso es evidente, pero ¿cuál es el coste cuando un riesgo sucede y no existe ninguna respuesta planificada o no se ha aplicado ninguna respuesta de manera previa? ¿Cuál es el sobre coste para una organización derivada de riesgos que suceden que no se han gestionado adecuadamente?

  • Desarrollo de un entorno de trabajo menos estresante:

    Tener el control absoluto de un proyecto es imposible, por muy bien que se planifique la realidad es que las cosas suceden de forma distinta en mayor o menor medida. La gestión de riesgos aporta conocimiento y se basa fundamentalmente en la proactividad. La gestión de crisis, “ir apagando fuegos” constantemente genera alto estrés dentro de las organizaciones y se basa en la reactividad.

 

Isaac Olalla del Real

Project and Risk Management Expert Trainer & Consultant

Análisis, Artículos , , , , , , ,