Blog

20/02/2017

Tecnofor: Comienza una nueva etapa

Cuando uno se dedica a acompañar a los clientes en su transformación (sea esta digital o no) corre el riesgo de mirar exclusivamente hacia fuera, a la evolución del negocio de los demás. Y eso está bien, te da una visión amplia de lo que está sucediendo realmente en el mercado en ese momento, pero, ¿Qué ocurre con la trasformación propia? ¿Acaso Tecnofor es una isla en mitad de un océano de vertiginosos cambios? Pues no.

En nuestro caso la adaptación a nuevas necesidades y requerimientos de los clientes es un proceso continuo. A veces casi imperceptible en la vorágine del día a día. Pero está ahí. Lo percibes cuando las estructuras de tu empresa empiezan a soportar presiones nuevas y te das cuenta qué ciertas actividades que antes eran algo excepcional se han convertido en tu nueva normalidad. En ese momento eres consciente que debes formalizar una nueva situación para que el trabajo y el valor al cliente sigan fluyendo de la manera más simple y nítida posible.

Durante 2016 fuimos gestando ese cambio a través de cuestiones que surgían en la relación con nuestros clientes. Entre las peticiones y solicitudes habituales habían empezado a filtrarse, de forma cada vez más frecuente, preguntas que nos hacían plantearnos los mismos cimientos de nuestro sector:

¿Podrían aplicarse principios Lean a la gestión de mi plan de formación?
¿Sería posible tener el conocimiento tecnológico que necesito en mi proyecto “Just in Time”?
¿Podríamos gestionar el conocimiento como un recurso más en un proyecto IT y decidir si provisionarlo interna o externamente?
¿Sería posible obtener resultados de negocio tan rápidos como una consultoría, sin renunciar a aprender cómo hacerlo o gestionarlo por nosotros mismos?…

Estas cuestiones nos animaban a pensar cada vez más en nuevas soluciones y servicios. Hasta que la respuesta a todas esas preguntas fue “Sí”.

Podíamos trabajar de una forma completamente nueva, e hibridarla con las necesidades tradicionales de nuestros clientes. Sin las rigideces de una planificación de cursos calendario, pero sin renunciar a su eficiencia. Proporcionando acompañamiento en los proyectos para conseguir un resultado más rápido y con mayor nivel de calidad, pero sin sacrificar la docencia a los alumnos. Asesorando a nuestros clientes para eliminar “inventario” de conocimiento no utilizado para producir valor inmediato, sin renunciar al impulso de innovación disruptiva que el aprendizaje también debe proporcionar.

Necesitábamos cambiar muchas cosas, empezando por todos los prejuicios acumulados durante años. Necesitábamos cambiar procedimientos. Adaptar perfiles profesionales y crear algunos nuevos al equipo. Y modificar nuestra forma de comercialización. Y cambiar la forma de comunicar. También incorporar algunas tecnologías nuevas… Y hasta íbamos a necesitar una imagen nueva. Una carta de presentación que mostrase que somos una nueva empresa, con una nueva dinámica y un nuevo ritmo. Ha comenzado una nueva etapa en Tecnofor.

Pablo Grueso

Director General Tecnofor

Análisis, Artículos , , , ,

Comenta esta información