Blog

21/12/2016

La Gestión de Activos de TI

La evolución del sector de las Tecnologías de la Información (TI) desde mediados de los años 90 hasta nuestros días y aunque con situaciones muy diferentes que permiten identificar etapas intermedias, ha alcanzado un punto en el que resulta necesario desarrollar la gestión de las múltiples actividades que tienen lugar, con un nuevo enfoque que permita alcanzar sus objetivos de forma más eficaz y eficiente, pero al mismo tiempo y desde una perspectiva más amplia, para lograr un mayor Crecimiento Sostenible en el próximo ciclo económico.

La implementación de iniciativas que tengan como referencia la
Gestión de Activos de TI (ITAM) es propicia para
alcanzar 
dicho nivel de operación y evolución.

Efectivamente, la implementación eficaz de un adecuado programa de ITAM contribuye a asegurar:

  • El cumplimiento con contratos, leyes y marcos de regulación
  • Salvaguardar la confidencialidad de la información estratégica
  • Continuidad del negocio
  • La eficacia de los controles internos
  • El desarrollo eficaz y eficiente de las operaciones
  • La integridad de la información relacionada con la gestión financiera

Si bien los objetivos anteriores son muy necesarios, estos no son sino los principios básicos para una gestión responsable de un entorno de TI, representando adicionalmente los fundamentos para una relación de confianza con todas las partes interesadas.

Pero el valor que puede aportar ITAM a las organizaciones va más allá de los principios básicos anteriores y la manera óptima de conseguirlo es a través de la adopción de ITAM mediante un enfoque estratégico de mayor alcance.

Efectivamente, ITAM es uno de los dos pilares (el otro sería la Gestión de Servicios de TI – ITSM) para una óptima gestión de TI.

ITAM es el principal driver para crear y asegurar la existencia en las organizaciones de una Capacidad Estratégica de TI que permita alcanzar un Crecimiento Sostenible del negocio.

Es importante considerar que esta Capacidad Estratégica alcanzada con este nuevo enfoque es mucho más que una ventaja competitiva.

Así, en el mercado global son numerosas las organizaciones que han implementado un programa ITAM de una forma satisfactoria y consecuentemente:

  • Han incrementado la eficacia y eficiencia de sus operaciones
  • Han fortalecido las relaciones de confianza con proveedores
  • Han mejorado sus resultados financieros
  • Han visto crecer su volumen de negocio
  • Han creado una barrera de entrada en el mercado ante posibles nuevos competidores
  • Han creado y mejorado una Capacidad Estratégica.

Es importante considerar que la validez de estas herramientas de gestión de las TI como ITAM es permanente en el tiempo, pero sin lugar a dudas su impacto tanto a nivel operativo como financiero cobra mayor visibilidad en un contexto como el actual en el que finalizamos un ciclo económico, tecnológico y de servicios para afrontar uno nuevo con repercusión en los tres ámbitos.

La forma en la que en el pasado se ha afrontado el crecimiento basado en servicios de TI, especialmente desde la perspectiva de la financiación de los proyectos, su evolución y su operación debería transformarse con el objetivo de incrementar el valor social de los servicios prestados, la rentabilidad de las inversiones y la sostenibilidad de los negocios, reduciendo al mismo tiempo la vulnerabilidad de estos ante contracciones sistémicas o no sistémicas del mercado.

En este contexto y aunque cada organización de TI debe afrontar mejoras en función de su nivel de madurez, las cuales están relacionadas con su rentabilidad, eficacia, eficiencia y el valor aportado, en la actualidad y con el objetivo de que estas organizaciones tengan la capacidad suficiente para afrontar de forma satisfactoria el desarrollo del siguiente ciclo económico, deberían afrontar de forma inminente los siguientes retos:

  • Implementación de un programa de ITAM
  • Integración de ITAM e ITSM

En este punto resulta necesario resaltar la importancia de lograr una óptima Integración de ITAM e ITSM, pues si bien estas dos iniciativas son las mejores palancas para una óptima gestión de TI, el funcionamiento de las mismas y su gestión en el tiempo, no debería llevarse de forma aislada, con objetivos desalineados o imponer una sobre otra, ya que se diluiría la importante contribución de ambas y además ello conduciría a inversiones no rentables en servicios así como al incremento de la vulnerabilidad del negocio.

 

No obstante, tal integración no sería posible si las organizaciones de TI no alcanzan mayor grado de eficacia en la gestión de sus operaciones y por ello, considero que las organizaciones de TI deberían implementar nuevas alternativas estratégicas de gestión, especialmente basadas en la Excelencia Operacional y la Mejora Continua, de forma que les permitan gestionar y operar estos entornos para lograr una mayor sostenibilidad del valor añadido.

Adicionalmente, me gustaría resaltar que, hoy en día, el desarrollo de las iniciativas anteriores representa una gran oportunidad para dinamizar la industria de TI, motivo por el que resulta muy importante contar con la contribución y colaboración entre todos los actores.

Resumen

La implementación de iniciativas estratégicas basadas en la gestión de activos de TI (ITAM), permite que las organizaciones alcancen un mayor grado de excelencia operativa, lo cual se traducirá en una mayor eficacia y eficiencia de sus operaciones y en un crecimiento más sostenible del negocio.

La consecución de este objetivo supone que las organizaciones de TI adquieran una Capacidad Estratégica diferencial.

Francisco Javier Ten Morón
Experto en metodologías, procesos y gestión de activos de TI

Artículos , , , , , , ,