Blog

11/04/2017

¿Sabe el CEO si puede ejercer sus responsabilidades?

Toda organización se sustenta en un mecanismo de “delegación y Control”, donde quien delega autoridad para la realización de actividades debe, realizar el consecuente control de si las mismas han sido ejecutadas o no, y si los resultados se encuentran dentro de los parámetros aceptados.  Debido a ello es que se utilizan los tan temidos KPIs, indicadores que permiten entender si vamos por el buen camino y asegurar que los niveles superiores puedan actuar para encauzar, en caso de resultados negativos y en ocasiones ante resultados positivos que desbordan.  Por suerte, contamos con innumerables sistemas que facilitan la recopilación de los datos de la ejecución de las actividades y se puede contar con la información necesaria para entender si se están consiguiendo los objetivos que se han asignado. Este mecanismo constituirá una cadena de información que va desde los niveles operativos hacia los niveles de dirección y en estos casos el CEO y todos los CXX podrán contar con una cierta confianza de que pueden ejercer sus responsabilidades.

Entonces, ¿qué sucede si la cadena se rompe, si quien tiene que controlar no lo hace? ¿O si la organización no cuenta con los sistemas de información que le permiten ejercer el control más allá de la relación directa entre quien ha delegado y quien ejecuta? Ocurrirá que finalmente se detectará, sí, pero mediante situaciones no deseadas y que obligan a reaccionar, y por lo general con resultados negativos, cuando se podría haber subsanado. Debido a ello es que toda organización debe contar con mecanismos de gobierno, (los adecuados para la organización), pues de eso se trata el gobierno, de contar con los sistemas de información que permitan a sus directivos poder ejercer su “accountability”.

Como digo siempre en mis cursos, la información es a la organización como la sangre al cuerpo humano, debe llegar en la cantidad, momento y sitios adecuados y los Sistemas de Información como las arterias y las venas que conducen y regulan el flujo.

Esto es válido para cualquier organización, independientemente de cual sea la forma en que se desarrolla el trabajo, sea ágil o tradicional, siempre habrá responsables a los que se le asignan objetivos.

Isabel Díaz
Academic Director

Análisis, Artículos , , , , , , , , ,