Blog

30/05/2017

¿Qué es Lean UX?

Consiste en integrar la experiencia del usuario (UX) dentro de un enfoque Lean. La Experiencia del Usuario es una filosofía de diseño que permite desarrollar productos que satisfacen necesidades de aquellos que lo usarán y así mejorar su experiencia de uso. Lean es un modelo de gestión enfocado en entregar el mayor valor para los clientes, incrementando la velocidad de respuesta por medio de la reducción de desperdicios, costes y tiempos. Tanto Lean Startup como la experiencia del usuario, conviven de forma simbiótica dentro de Lean UX.

Lean UX se asienta sobre tres pilares que son Lean Starup, Desing Thinking y metodologías de desarrollo de software, como Scrum.

Lean Startup, se centra en la entrega de valor al cliente, cuidando aquella secuencia de acciones que permiten responder a una necesidad del cliente y por la cual el cliente está dispuesto a pagar. Es importante identificar aquellas actividades que no aportan valor, las cuales serán consideradas desperdicios y deben ser eliminadas. Otras de las cuestiones que aborda Lean es producir lo que verdaderamente se va a consumir, hacer de más ya es considerado un desperdicio. Pero Lean plantea que todo esto no es suficiente que es necesario una mejora continua para llegar a una producción ideal.

Design Thinking es una metodología que crea ideas innovadoras que se fundamenta en la eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Parte de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. La innovación en estos productos se alimenta de la observación directa de lo que la gente quiere y necesita en sus vidas y de cómo se hacen los productos, que características les parece más atractivas que otras, teniendo también en cuenta su presentación, cómo se presentan en el mercado, los canales de venta, etc. Para todo se requiere de la colaboración de un equipo que esté presente todo momento.

User Experience

La tercera parte de Lean UX son las metodologías de gestión de proyecto con un enfoque ágil, aquí nos centramos en entregar resultados parciales, incrementales y funcionales. El enfoque ágil promueve un desarrollo iterativo al gestionar el proyecto, que permite la entrega de resultados parciales que serán evaluados por los stakeholders y que con sus feedback irán adecuando el producto a un mayor nivel de aceptación, esos resultados se sumarán a un resultado final. Una cualidad importante del desarrollo iterativo es que los resultados sean funcionales, así se podrá evaluar si las funcionalidades están acorde a las expectativas de los clientes. En esto también juega de manera muy relevante la retrospectiva que permite incorporar mejoras a medida que se desarrolla el proyecto.

Estas tres partes son fundamentales para poder lograr un producto ajustado a las necesidades y expectativas de los usuarios.

 

 

Edgardo Cabazza

Project & Best Practice Trainer

Análisis, Artículos , , , , , , , ,