La DGT usa Kanban, aunque quizás no lo sabe

La Dirección General de Tráfico (DGT) aplica las prácticas de un sistema Kanban para gestionar el flujo de vehículos en las carreteras.

El pasado 7 de octubre pudimos leer en todos los medios la nota informativa publicada desde la Dirección General de Tráfico (*): “Preparado el dispositivo de tráfico para el puente del 12 de octubre, el primero sin apenas restricciones por pandemia”, donde se informaba a los ciudadanos de las medidas especiales adoptadas desde el viernes 8 de octubre a las 15:00 horas hasta la medianoche del martes 12 de octubre.

Este dispositivo especial era adoptado porque se trataba de la primera gran operación especial en la que ya no había apenas restricciones debido a la pandemia del COVID-19. Por este motivo Tráfico preveía 7, 2 millones de desplazamientos de largo recorrido durante los cuatro días.

La nota de prensa de la DGT destacaba que se adoptaban las medidas “con vistas a facilitar la movilidad y la fluidez en las carreteras y, por supuesto, velar por la seguridad vial de todos…”.  

Dada mi experiencia en implantar sistemas Kanban en varias organizaciones y como Accredited Kanban Trainer (Kanban University), no he podido de dejar de hacer un paralelismo entre estas medidas especiales y las prácticas generales de un sistema Kanban y la gestión del flujo.

Recordemos que las prácticas generales de un sistema Kanban son las siguientes:

  1. Visualizar el trabajo, su flujo y los riesgos
  2. Limitar el trabajo en curso
  3. Gestionar el flujo
  4. Hacer las políticas explícitas 
  5. Implementar ciclos de retroalimentación 
  6. Mejorar colaborativamente, evolucionar experimentalmente 

Gestionar el flujo de trabajo es maximizar la entrega de valor, poder terminar el trabajo de la forma más fluida y predecible posible, mientras se mantiene un ritmo sostenido.

Por lo tanto, la DGT como responsable de la circulación en las carreteras (o responsable de la gestión del flujo) adopta medidas para perseguir maximizar la movilidad y la seguridad de los ciudadanos (entrega de valor), y reducir los tiempos de desplazamiento (minimizar los tiempos de entrega). Así como para conseguir que el tráfico sea lo más fluido posible y se pueda predecir la hora de finalización del trayecto (poder terminar el trabajo de la forma más fluida y predecible posible, mientras se mantiene un ritmo sostenido).

Medidas adoptadas 

La publicación de la nota de prensa, de la que se hacen eco todos los medios de comunicación del país, detallaba todas las medidas a tomar durante los días específicos de la operación especial.

Difundiendo estas medidas, donde se informa a los ciudadanos de las decisiones tomadas para la organización del tráfico, la DGT está utilizando la práctica de Kanban “hacer las políticas explícitas”.

Veamos a continuación las medidas o políticas tomadas:

 

1. Instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en las horas de mayor afluencia circulatoria

La DGT con el fin de “gestionar el Flujo”, en áreas donde se prevé una alta demanda, incrementa la capacidad con carriles adicionales, para conseguir equilibrar demanda con capacidad.

Esta es una medida que se aplica en la gestión de cuellos de botella en los sistemas Kanban. Recordemos que un cuello de botella se define como un recurso que no puede cumplir con la demanda que le han puesto en ese momento. Se les identifica por ser el punto más lento del sistema.

 

2. Se restringirá la circulación de camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas

Aquí la DGT, aparte de establecer una “política explicita” muy clara (los camiones no pueden circular a unas horas y por unos tramos), está aplicando varias prácticas Kanban más.

Por un lado, está limitando el tránsito de los camiones, o sea está quitando elementos del sistema, o lo que es lo mismo, limitando el número de elementos de trabajo en un determinado momento (limitando el trabajo en curso o como normalmente lo llamamos limitando el WIP, por las siglas en inglés de Work in Progress).

Además, está haciendo una “gestión del flujo” porque la limitación es sobre un tipo específico de vehículos: los camiones. Está aplicando una política de restricción sobre aquellos vehículos cuyo tiempo medio en realizar los desplazamientos es mayor, son más lentos y, por lo tanto, tienen un tiempo de entrega o lead-time mayor.

Es decir, el propietario de gestionar el flujo tiene identificado un tipo de trabajo que, por sus características, tiene un lead-time mayor. Y para favorecer la movilidad no permite en determinado momento (determinadas horas) la entrada o reabastecimiento (replenishment en inglés) en el sistema para estos tipos de trabajos.

3. La paralización de las obras en las carreteras y limitación a la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada

Esta es otra acción encaminada a la “gestión del flujo”. Ante el previsible aumento de la demanda, la DGT toma esta medida para impedir que la capacidad se vea reducida con ocupaciones de la calzada por obras o eventos. Es otra práctica de gestión de cuellos de botella que usamos en los sistemas Kanban. Si no puedes aumentar la capacidad de tu sistema, al menos elimina las acciones que hacen que disminuya.

 

4. El diseño de itinerarios alternativos recomendados según origen y destino

Otra de las acciones que usamos en los sistemas Kanban para mitigar los cuellos de botella es ofrecer alternativas a la demanda (itinerarios alternativos), donde si tenemos capacidad. De esta manera conseguimos mejorar en el balance demanda-capacidad.

 

5. A estas medidas se suman los medios humanos disponibles, entre los que se encuentran, no solo los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación, sino también los funcionarios y el personal técnico especializado de la DGT que atiende en sus ocho Centros de Gestión de Tráfico y los más de 13.000 empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de la vía, así como el personal de los servicios de emergencia

La colaboración entre las personas es un elemento muy importante en Kanban y ayuda a conseguir mejoras en los desequilibrios provocados por una alta demanda y también forma parte de las recetas para gestionar los cuellos de botella. Esta colaboración se puede establecer de muchas maneras, desde colaborar con compañeros en la realización de trabajos hasta ayudar en el desbloqueo de elementos bloqueados.

Precisamente tuve la oportunidad de vivir en primera persona está colaboración entre los distintos medios humanos para actuar sobre un bloqueo. Como usuario que, en esos días, realizaba el trayecto desde la costa levantina a Madrid, mi automóvil se averió en el punto kilométrico 120 de la autovía A3. En ese momento mi vehículo pasó a ser un “bloqueo u obstáculo” que interfería en el flujo de la circulación y posiblemente iba a provocar grandes retenciones. Gracias a la rápida y coordinada colaboración entre la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Empresas de conservación y Explotación del Ministerio de Fomento y personal de los servicios de emergencia mi vehículo fue retirado (desbloqueo del sistema) con una gran celeridad (unos 15 minutos desde que se produzco la parada por la avería hasta que fue retirado de la carretera). Sin esta colaboración, y gracias a una política de actuación definida, mi incidente hubiera causado una importante retención afectando considerablemente al flujo de la circulación e impactado en los tiempos de desplazamiento del resto de usuarios.

 

6. Por supuesto, el dispositivo especial también cuenta con todos los recursos materiales de los que dispone la Dirección General de Tráfico y entre los que se encuentran los 780 radares fijos (92 de ellos de tramo) y 545 móviles de control de velocidad, además de los 13 helicópteros, 39 drones, 261 cámaras y 15 furgonetas camufladas para controlar el uso de móvil y del cinturón de seguridad

Aunque para determinadas personas no resulte muy “amigable” esta medida, desde el punto de vista de Kanban nos aparece como “visualización”. Necesitamos visualizar el sistema, el flujo, los riesgos y a partir de ahí poder tomar medidas de gestión de flujo y de riesgos.

Todas estas cámaras, radares, etc.  están enfocadas en conseguir una velocidad media de todos los vehículos dentro de unos márgenes. Se busca a través de controles de velocidad que todos los elementos (vehículos) fluyan a una velocidad similar, las que limitan las carreteras en los distintos puntos, y así evitar dispersiones en el lead-time.

Se persigue además que la probabilidad de accidentes disminuya, (que interrumpirían el flujo) y así mejorar la predictibilidad, mientras se mantiene un ritmo sostenido. Y por último, y no menos importante, buscan velar por la seguridad de todos los usuarios.

Por último, no nos podemos olvidar de la práctica de Kanban “mejorar colaborativamente, evolucionar experimentalmente”, porque está implícitamente en el mismo nombre “Preparado el dispositivo de tráfico para el puente del 12 de octubre”. La DGT nos da a entender que estas medidas son específicas para esos días y que esa campaña no es estática, que cambia y se adapta a los periodos del año.  

Si buscamos en hemeroteca podemos observar que, desde campañas previas hasta esta última, hay una evolución y mejora continua de todas estas medidas para mejorar la movilidad y fluidez.

 

Conclusión 

Como cualquier gestor de un sistema Kanban, la DGT hace un esfuerzo por entender a sus clientes, las fuentes de variabilidad de la demanda (cómo le llega, en que periodos, etc. …) y a partir de ahí, realiza unas acciones encaminadas a facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos. 

Si las prácticas de un sistema Kanban están presentes en un ente público como la Dirección General de Tráfico y se consigue el beneficio de una mejora en el flujo de circulación, más fluidez y más seguridad en la carretera, no hay excusas para que cualquier organización del sector o ámbito que sea, adopte los principios y las prácticas Kanban para conseguir evolucionar y maximizar la entrega de valor a sus clientes. 

 

Manolo López. 14 de octubre de 2021.

 

(*) Nota de prensa DGT: https://www.dgt.es/es/prensa/notas-de-prensa/2021/Preparado_el_dispositivo_de_trafico_para_el_puente_del_12_de_octubre.shtml